[:es]coche rojo reflejo capitolio la Habana centro cuba[:en]Red car reflection capitolio centro havana[:]

La Habana – Guía de viaje completa

Charcos permanentes que no desaparecen. Vendedores ambulantes veinticuatro horas. Humo negro expulsado por Cadillacs de los 50 y fachadas neoclásicas cayéndose a pedazos. Una docena de personas asomadas a los balcones viendo el tiempo pasar y otra alrededor de las aceras. Grupos de niños jugando al pilla pilla y a las canicas. Discusiones sobre cualquier tema trivial en cada esquina. El olor de la sal rota por el rompeolas del Malecón… Pocas ciudades pueden llegar a gustar y a desesperar tanto a la vez como este museo atrapado en el tiempo llamado LA HABANA.

Y es que esta ciudad no te puede dejar indiferente. Todo es luz y oscuridad, grandeza y decadencia, blanco y negro. Lo que es innegable, es que dentro de esas luces y sombras se encuentran infinidad de tesoros; algunos evidentes y otros ocultos que trataremos de desvelar con esta Guía Completa de la Habana.

La Habana coche azul señora puerta azul

Un museo atrapado en el tiempo llamado la Habana

navegar a través de la guía completa de la habana

Puedes navegar por lo siguientes apartados de la guía:

  • Recorriendo la Habana – Guías completas de los 3 barrios principales de la Habana:

→ La Habana vieja: El corazón de la Habana. Aquí se encuentran los principales edificios, plazas y lugares históricos de la ciudad. Perderse por sus calles es garantía de vivir escenas únicas.

→ La Habana centro: El barrio de la gente. Donde los cubanos hacen su día a día ajenos al ajetreo turístico de la Habana vieja. El sitio perfecto para mezclarse con la gente y empaparse de su modo de vida.

→ El Vedado: El barrio más nuevo y alejado. Las calles anárquicas dejan paso a las construcciones en cuadrícula con grandes hoteles trazados por la mafia americana de los 50.

Además no te pierdas la galería fotográfica de Luces y Sombras de la Habana.

Recorriendo la Habana

La Habana Vieja

En todas las ciudades donde ha habido una época de apogeo, éste empieza normalmente por una zona o barrio. En el caso de la Habana, sin ninguna duda, esa zona predilecta fue el barrio conocido como la Habana vieja.

Las calles son estrechas, y entre los edificios encontramos algunos de los más antiguos de la ciudad; donde a pesar del desconchamiento de éstos podemos ver auténticas joyas de estilo barroco y Art Decó. Pasear por la Habana vieja es volver al pasado, imaginarte la ciudad en una época en la que todo era grandiosidad. Un escenario lleno de progreso y oportunidades. Un diamante en bruto creciendo a un ritmo mucho mayor del que podía permitirse.

Fachada del Hotel Raquel de estilo Art Nouveau la Habana Cuba

Fachada del Hotel Raquel de estilo Art Nouveau

Pero sin embargo este museo al aire libre tiene un coste que no viene indicado en las calles de entrada: La explotación turística está extendida hasta el último rincón. Los precios de los restaurantes, paladares y alojamientos son inmensamente mayores a los del resto de la ciudad. Las aglomeraciones en algunas calles y lugares famosos pueden agobiar y se tiene esa sensación de ser un mero “dólar con patas” más que en ninguna otra zona de la isla.

Sin embargo, esa sensación no mancha las innumerables joyas que hay dentro del barrio. A pesar de no sentir mucha afinidad con los sitios masificados turísticamente confesamos que la Habana vieja nos acabó atrapando como un imán. La visitamos los 4 días que estuvimos en la ciudad; bien para visitar los clásicos puntos de interés como para perdernos por sus calles, dar un paseo en bicicleta o simplemente ir a intercambiar libros a uno de sus mercados.

Plaza de la Catedral

Al contrario que muchas ciudades, la plaza de la catedral es la más nueva de la Habana vieja. Con un estilo puramente barroco, en ella podemos encontrar la Catedral de San Cristóbal de la Habana, con sus famosas torres asimétricas.

Catedral de San Cristóbal de la Habana Plaza Cuba

Plaza de la Catedral de San Cristóbal

Catedral de San Cristóbal de la Habana Cuba

Catedral de San Cristóbal de la Habana

En la propia plaza no veremos más puntos de interés a parte del Museo Colonial.

Aledaño a la plaza encontramos el famoso Callejón del Chorro con el rico paladar de Doña Eutimia y la Calle Empedrado con la famosa Bodeguita del Medio.

BODEGUITA DEL MEDIO

Como hemos comentado, no somos precisamente amantes de las aglomeraciones turísticas y los sitios donde acude la gente en “rebaño“. Sin embargo, siendo nuestra primera vez en la Habana, no queríamos dejar de conocer la Bodeguita del Medio.

La bodeguita del medio habana cuba

La Bodeguita del Medio

Archiconocido por sus mojitos y sus ilustres visitantes como Hemingway, Pablo Neruda, Agustín Lara y un largo etcétera, la primera impresión según entras puede ser decepcionante. El local es diminuto y como preveíamos expresamente turístico.

"My

Conocedores de sus aglomeraciones decidimos visitarlo a primera hora asumiendo tomar nuestros primeros mojitos en la isla a las 11 de la mañana. El mojito (5 CUC) no nos pareció nada del otro mundo. Sin embargo hemos de reconocer que la atmósfera de la bodega era inmejorable. El camarero preparando todos los mojitos en fila como si de bailar salsa se tratara, unido a la música en directo y al efecto que puede tener tomar ron casi a la hora del desayuno, hizo que no nos arrepintiéramos de la visita. Especialmente cuando la pequeña orquesta preguntó canción y pedimos Chan Chan. En aquel momento sentimos que estábamos en Cuba de verdad.

Preparación de Mojitos en la Bodeguita del Medio la Habana Cuba

Preparación de Mojitos en la Bodeguita del Medio

Plaza de armas

Apenas al lado de la plaza de la Catedral encontramos la plaza más antigua de la ciudad; La Plaza de Armas, la cuál fue construida cuando se fundó la ciudad en el siglo XVI. Lo más destacable de esta plaza es el gran Mercado de libros que hay en ella, junto con algunos puestos de viejas reliquias de segunda mano al más puro estilo rastro.

Muchos de los libros los veréis repetidos en los diferentes puestos. No olvidemos que estamos en un régimen político atípico; los libros disponibles son aquellos que ha ido disponiendo el gobierno desde que se llevó a cabo la revolución en 1959. A pesar de ser eminentemente propagandísticos, hay varias joyas como los álbumes de cromos de dibujos de la revolución cubana o los libros fotográficos de Korda. Nosotros no compramos libros sino que acordamos con un comerciante intercambiarlos por medicinas.

En uno de los extremos de la plaza de armas se encuentra el Castillo de la Real Fuerza, una de las fortalezas más antiguas de América en cuyo interior se haya el museo de navegación.

Plaza vieja

Otra de las antiguas plazas de la Habana, originalmente diseñada para realizar ejercicios militares. En ella podemos ver una de las zonas arquitectónicas más llamativas de la Habana con edificios tanto barrocos como neoclásicos y Art Nouveau, y en este caso restaurados y coloridos.

Plaza Vieja Habana fuente

Plaza Vieja

Dentro de la plaza hay también varios museos como la Fototeca de Cuba y el curioso Museo de Naipes.

Edificios de estilo Art Nouveau en la Plaza Vieja la habana cuba

Edificios de estilo Art Nouveau en la Plaza Vieja

Además, en una de las esquinas de la plaza se encuentra La Factoría, una fábrica de cerveza artesana con una gran terraza y música en directo donde puedes refrescarte del calor habanero.

La factoría plaza vieja la Habana Cuba sirviendo cerveza cervecería

Cervecería La Factoría

Plaza de San Francisco de Asís

En la zona más pegada a la costa encontramos esta plaza. Nos sorprendió la tranquilidad y poca gente que había en comparación con el resto de plazas. Dentro de ella destaca la Fuente de los Leones y la iglesia y monasterio de San Francisco de Asís. Dentro de la plaza también se encuentra el Museo del Ron y la casa museo de Alejandro Humboldt, un científico alemán muy conocido en la isla.

el floridita

El Floridita es la cuna del Daiquiri y, al igual que la Bodeguita del Medio, es conocida por mantener bien hidratado al gran Hemingway.

El Floridita la Habana Cuba

El Floridita

Los Daiquiris no son precisamente baratos (6 CUC), y tampoco nos parecieron nada del otro mundo. Pero es uno de esos sitios que queríamos ver al menos una vez.

Daiquiris en El Floridita la Habana Cuba

Daiquiris en El Floridita

A diferencia de la Bodeguita, el Floridita es mucho más amplia, con muchas mesas en las que sentarse y con un estilo de los años 50. De hecho sospechamos que el uniforme de los camareros se conserva desde entonces. Tiene un pequeño escenario donde siempre hay música en directo y una figura del hombre que le dio la fama.

Estatua de Ernest Hemingway en El Floridita Cuba La Habana

Estatua de Ernest Hemingway en El Floridita

Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo

Otro de los sitios que visitamos fue el Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo. El boxeo es uno de los deportes nacionales en la isla, por lo que no queríamos desperdiciar la oportunidad de poder ver un entrenamiento en directo. Si bien los entrenadores lo único que buscaban era sacar dinero inventándose precios por ver a los niños entrenar, el gimnasio es un lugar histórico donde han salido grandes campeones olímpicos en el pasado.

Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo la Habana Cuba

Gimnasio de boxeo de Rafael Trejo

Entrenamiento de boxeo en el gimnasio Rafael Trejo la Habana Cuba

Entrenamiento de boxeo en el gimnasio Rafael Trejo

Almacenes de San José Artisans

El otro punto que encontramos más al sur de la Habana vieja fueron los Almacenes de San José Artisans. Aunque es anunciado como un mercado de productos artesanos nos pareció que la mayoría de puestos tenían los mismos artículos de souvernirs, por lo que tampoco creemos que sean una visita obligada.

 Almacenes de San José Artisans souvenir la Habana Cuba

Almacenes de San José Artisans

 Las vistas al mar de los Almacenes de San José Artisans la Habana Cuba

Las vistas al mar de los Almacenes de San José Artisans

Cervecería Antiguo Almacén de la Madera y el Tabaco

A dos pasos de los almacenes existe una cervecería instalada en un antiguo almacén de madera y tabaco. La relación calidad precio no nos pareció buena. Sin embargo la decoración interior es muy chula ya que tienen un montón de instrumentos empleados en la elaboración de la cerveza artesana.

Otros rincones de la habana vieja

Para nosotros, la verdadera riqueza de la Habana vieja no estaba en sus principales monumentos o en sus plazas, sino en las calles. Dispuestas en cuadrícula, la mayoría son largas, rectas y estrechas. En ellas encontrarás desde las típicas tiendas de souvenirs, restaurantes y mercados hasta peluquerías, talleres mecánicos y escuelas.

Campo de Tiro Recreativo en la Habana vieja Cuba

Campo de Tiro Recreativo en la Habana vieja

Si pasas repetidas veces por ellas es inevitable aprenderte los nombres e incluso encariñarte con ellas; Lamparilla, O´Reilly, Amargura, Habana, Aguacate, Compostela, Muralla…todas están repletas desde cosas comunes hasta algunas insólitas.

coche antiguo rojo calle lamparilla la Habana vieja

Calle Lamparilla

Dentro de ellas destaca la peatonal Calle Obispo, actuando como arteria principal de la Habana vieja. En ésta encontramos los principales comercios turísticos, con una CADECA y un punto de internet ETECSA entre ellos.

calle estrecha la Habana vieja Cuba

Calles de la Habana vieja

La Habana vieja consiste en dejarse llevar, guardar mapas y prejuicios para deambular sin rumbo, guiándote por colores, olores, música…compartiendo con los cubanos su día a día, hablando sobre su visión del mundo, sobre sus penas y alegrías y sobre sus sueños imposibles.

 

La Habana Centro

Si la Habana vieja es el corazón histórico de la habana, la Habana centro sería el aparato locomotor de la ciudad.

coche rojo reflejo capitolio la Habana centro cuba

La Habana centro

En la Habana centro veremos monumentos y sitios turísticos como el Paseo de prado, el Capitolio o el Museo de la Revolución. Sin embargo también veremos zonas y espacios ajenos al mundo turístico, donde la gente se emplea en su día a día y donde podremos respirar una Cuba mucho más auténtica y original.

Escenas cotidianas de la Habana centro puesto de plátanos cuba

Escenas cotidianas de la Habana centro

La Habana centro siempre será un sitio especial para nosotros, especialmente la Calle Industria, donde están las casas particulares donde nos hospedamos.

Calles de la Habana centro Cuba

La Habana centro

Esta zona de la Habana fue una de las que más exploramos tanto andando como en bicicleta.

Museo de la Revolución

En un edificio tan histórico como es el antiguo palacio presidencial, se encuentra uno de esos lugares icónicos y únicos cuya visita merece sin duda la pena: el Museo de la Revolución.

La Revolución fue el evento más importante de toda la historia de Cuba, por lo que no podía faltar un museo en su capital para abordar el tema. Sin la revolución nada de la Cuba que conocemos sería lo que es.

tanques en el museo de la revolucion la habana cuba

Tanques en el museo de la revolución

El museo está dividido en varias plantas y salas con diferentes secciones. Encontramos salas desde los comienzos revolucionarios, cuando Fidel fue encarcelado, hasta varias salas con un detalle exhaustivo sobre las batallas y lugares protagonistas de la propia revolución. Además se exponen un montón de curiosidades como los objetos personales de los principales combatientes o los trajes de camuflaje del Che.

El museo es claramente propagandístico. No solo por las salas donde se cuenta la revolución sino por las salas superiores donde se habla de todas las guerras de liberación en las que ha participado Cuba; como las guerras Argelia o el Congo, así como de los logros económicos y sociales del sistema.

Museo de la revolucion cubana propaganda politica la Habana Cuba

Museo de la Revolucion cubana

Nos parecieron muy curiosos todos los elementos del museo; y algunos hasta graciosos como el llamado “Rincón de los Cretinos”. En él hay caricaturas gigantes de Bush padre e hijo, Batista y Ronald Reagan.

Rincon de los Cretinos en el museo de la revolucion la habana Cuba

Rincón de los Cretinos

Dentro del edificio también podréis ver los agujeros causados por los disparos que hubo en las luchas que se produjeron dentro del palacio.

Paseo de Prado/Jose Martí

Actuando como espina dorsal uniendo la costa desde el Malecón con el Parque Central, el Paseo de Jose Martí (mayormente conocido por su nombre prerrevolución Paseo del Prado) es la principal avenida de la ciudad.

Por el día hay varios puestos de cuadros, antigüedades, fotografías, etc, mientras que a última hora de la tarde y noche se convierte en una zona común y agradable para dar un paseo.

PASEO DE PRADO JOSE MARTI la Habana Cuba

Paseo del Prado

Parque central

Como su propio nombre indica, este pequeño parque está situado en el más puro centro de la Habana. No tiene mucho interés por si mismo. Sin embargo es un sitio por donde pasaréis de forma obligada. Está en una encrucijada clave, entre el Capitolio, el Paseo de Prado y la Habana vieja. Además está rodeado de otros grandes sitios como el Gran Teatro de la Habana y el neoclásico Hotel Inglaterra.

Coches viejos de colores La Habana Cuba

Cadillacs en el Parque Central

Capitolio

Es sin duda el edificio más grandioso e icónico de la Habana. Fue construido después de la Primera Guerra Mundial aprovechando el boom económico que hubo en Cuba gracias a la venta de azúcar.

El capitolio Habana Cuba en blanco y negro

El capitolio

Recuerda inevitablemente al de Washington, y desde un principio se utilizó como sede del congreso Cubano. Sin embargo tras la revolución se reconoció como sede de la biblioteca nacional de ciencia y tecnología.

capitolio Habana vista principal Cuba

El capitolio

Nosotros lo vimos en obras. Lleva así bastante tiempo y no se sabe a ciencia cierta cuando va a volver a abrir. Quizá tenéis más suerte y podéis verlo por dentro y renovado.

Capitolio y casas coloridas al frente la Habana Cuba

Capitolio y casas coloridas al frente

Frente al Capitolio se rigen unos edificios de fachadas renovadas y coloristas. Probablemente esta postal sea una de las más fotografiadas de la Habana.

Casas de colores frente al Capitolio la Habana Cuba

Casas de colores frente al Capitolio

Barrio Chino

El Barrio Chino es otra de esas rarezas únicas de la Habana, que no podéis dejar de explorar.

El origen se remonta a principios del siglo XX cuando debido al activo mercado laboral cubano por las distintas plantaciones muchos chinos emigraton a la isla estableciéndose en este barrio. Pronto se convirtió en el barrio chino más grande de toda Sudamérica.

barrio chino de la habana pagoda cuba

El barrio chino

Lo curioso de verdad es que en la actualidad no hay ningún chino viviendo allí. Como era de esperar éstos emigraron de la isla debido a la crisis económica y a la Revolución.

El gobierno realizó hace unos años un plan de restauración del barrio, por lo que se puede ver la enorme pagoda asiática que construyeron, así como los nombres de las calles en chino y otros elementos decorativos.

Aunque no vive ningún chino ya pero aún se ven los adornos chinos Barrio Chino la Habana Cuba

Aunque ya no vive ningún chino aquí, aún se ven los adornos asiáticos

Fue otro de esos barrios donde nos encantó andar sin rumbo; perdernos e hipnotizarnos con el día a día de la gente que vive allí.

El Malecón

Filmado, fotografiado y reproducido en infinidad de películas, libros y revistas, puede que el Malecón os decepcione. La primera impresión es la de un paseo marítimo soso, de cemento sin ornamentaciones, ni palmeras, ni siquiera bancos; simplemente farolas y cemento a lo largo de sus ocho kilómetros.

El malecón de la Habana coche atardecer Cuba

El malecón de la Habana

Se construyó en diversos tramos empezando desde el Castillo de San Salvador de la Punta hasta pasado el barrio de Vedado donde llega en la actualidad.

Este paseo marítimo pasaría desapercibido en cualquier parte del mundo. Pero no en la Habana donde el hecho de que se haya convertido en un icono no es casualidad.

Niños disfrutando de las olas en el Malecón de la Habana cuba

Niños disfrutando de las olas en el Malecón

Por el día es un paseo de tránsito y una amplia avenida llena de coches con mucho ruido y contaminación. Sin embargo en cuanto el sol empieza a caer en el horizonte del Vedado y el Hotel Nacional, el Malecón se llena de la gente local, convirtiéndose en un centro neurálgico.

Allí puedes encontrar todo tipo de escenas de las más curiosas. Adolescentes vestidos con camisetas de EEUU y radiocasette escuchando música; parejas de enamorados con ojos brillantes; gente pescando; improvisadas partidas de ajedrez; grupos tocando música y bailando; cubanos sentados en el borde mirando con melancolía al horizonte, donde a solo 350 km puede estar su familia en la costa de Miami; y un sinfín más de momentos cotidianos y mágicos.

Atardecer en el Malecón con el barrio del Vedado al fondo la Habana Cuba

Atardecer en el Malecón

Estuvimos en el Malecón en diferentes ocasiones: por el día buscando esas olas que rompen y se adentran hasta la mitad de la carretera, por la noche paseando, por la tarde fotografiando, por la mañana corriendo…pero sin duda con el momento que nos quedamos y en el cual os recomendamos ir es al atardecer, cuando las nubes rojizas pintadas por el sol en el horizonte parecen los sueños cubanos evaporándose libres hacia otros lugares.

Callejón de Hammel

Alejándonos de la Habana centro, llegamos hasta otro de los puntos más curiosos que encontramos en la ciudad; El callejón de Hammel.

Se trata de un pequeño callejón propiamente hablando inspirado plenamente en la cultura afrocubana.

Callejón de Hamel cultura afrocubana cuba la Habana

Callejón de Hamel

El proyecto lo inició en los años 90 el pintor y escultor Salvador González Escalona; un excéntrico artista cubano que desde entonces ha ido dando vida y luz a este callejón. En él encontrarás murales, esculturas, frases, poemas, etc. con una completa relación con la religión afrocubana y los valores de la isla.

Arte callejón de hamel pintura murales la Habana Cuba

Callejón de Hamel

También podemos encontrar un bar y una sala subterránea donde hay varios cuadros del pintor a la venta. Cuando fuimos pudimos ver al propio Salvador completamente inmerso en una de sus obras. Nos dio la impresión de ser bastante serio. Según nos dijeron en el callejón suele abstraerse cuando pinta, cosa entendible dado lo turístico del sitio.

Salvador González Escalona pintando en callejón de hamel habana cuba

Salvador González Escalona pintando

Nosotros lo visitamos entre semana; pero si podéis acudid el domingo, ya que ese día la música afrocubana en directo no cesa en el callejón. Dicen que es una experiencia única escuchar los tambores retumbando en las estrechas paredes. Así que ya sabéis, si pasáis un domingo en la Habana pasaros por el Callejón de Hamel.

Vedado

La zona del Vedado fue quizá la zona que menos exploramos, pero no por ello la dejamos pasar por alto ya que había ciertos lugares que teníamos muchas ganas de ver.

Este barrio surgió tarde comparado con la Habana vieja y la Habana centro; en esa época de esplendor cuando se copiaba el modelo americano de grandes avenidas, hoteles, y cadillacs.

Vedado avenida 23 viva cuba libre la habana

Vedado

Históricamente es reconocido por toda la influencia que tuvo de la época de esplendor en que surgió. El panorama en el que se desarrolló era muy diferente al postrrevolucionario: Cabarets, casinos, grandes hoteles, gestiones de la mafia americana, etc.

Heladería Coppelia

Entramos al barrio del Vedado tras atravesar el Malecón. Después continuamos nuestra ruta subiendo por la Avenida 23 donde encontraréis la Universidad de la Habana y la celebre Heladería Coppelia, famosa sobre todo por la película “Fresa y Chocolate”. Tienen tres sabores los cuales cambian cada día, y aunque tiene fama de tener grandes colas nosotros fuimos a medio día y no esperamos no tardaron en atendernos.

Heladería coppelia vedado cuba la habana

Heladería Coppelia

Necrópolis de Cristobal

Después de Coppelia seguimos por la Avenida 23 hasta llegar al Cementerio de Cristobal Colón. La entrada a la Necrópolis era de 4 CUC. No entramos por falta de tiempo pero pasamos por allí igualmente ya que estaba de paso en nuestra ruta. Lo más interesante según vimos cuando planeábamos el viaje es la tumba dedicada a los bomberos.

La plaza de la revolución

Tras pasar por la Necrópolis llegamos a La Plaza de la Revolución. Ésta, con sus 72000 metros cuadrados es una de las más grandes del mundo. Sin embargo todo lo que tiene de grande lo tiene de vacía, ya que no hay nada salvo la estatua en honor a Jose Martí y el famoso edificio con el relieve del Che, acompañado desde 2009 con otro relieve del guerrillero Camilo Cienfuegos en un edificio cercano.

plaza de la revolucion la habana cuba

Plaza de la Revolución

Sin embargo, estamos obligados a poner esta plaza en su contexto, sobre todo a partir de la Revolución donde nos podemos imaginar a miles y miles de personas congregadas para escuchar los eternos discursos de Fidel Castro los cuales se prolongaban durante horas, o las concentraciones que aquí se producen en cada 1 de Mayo.

relieve del che plaza de la revolucion la habana cuba

Relieve del Che en la Plaza de la Revolución

Otros lugares de interés del Vedado

Dentro del barrio de Vedado nos quedaron dos cosas importantes por ver:

  • El Hotel Nacional de Cuba. Aquí Fidel Castro gobernó en sus dos primeros años de gobierno después de la Revolución.
  • La Casa de la música de Miramar. La otra casa de la música que hay en la Habana, en Habana Centro, estaba en obras y no pudimos verla tampoco. Sin embargo esto fue un mal menor ya que teníamos planeado ir a las casas de la música de Trinidad y Viñales sobre las cuales nos habían dado mejores opiniones que sobre las de la Habana; sobre todo de la de Trinidad.

Otras cosas que hacer en la habana

Shows

En la Habana son muy famosos los conocidos “Shows”; actuaciones de música y baile en directo que se llevan realizando en la ciudad desde hace décadas. Algunas son muy famosas y tienen unos precios muy altos como por ejemplo la del Tropicana, mientras que otras son más asequibles aunque quizá menos espectaculares.

Decidimos ir al Guajirito, cuyo coste de show eran 30 CUC con 3 consumiciones. En los shows puedes elegir bien un combo de cena más espectáculo o bien solo espectáculo. Las cenas no son nada recomendables, ya que son caras y de mala calidad. Si querías también la cena incluida el precio era de 50 CUC.

El show del Guajirito está formado por ex integrantes del célebre Buena Vista Social Club. La sala estaba llena de turistas de todos los países, y aunque al principio todas las actuaciones eran canciones conocidas y bailes como en una actuación normal, poco a poco fueron interactuando más con los asistentes. Al final acabamos todo el público en el escenario bailando la conga con los performers. La escena era una de las turistadas más grande en las que habíamos estado, pero de perdidos al río. Dejamos al lado los prejuicios y al final entre baile y el absurdo nos lo acabamos pasando bien.

El Cañonazo

Este acto se realiza cada día a las 9 de la noche desde la Fortaleza de San Carlos. Simboliza el cañonazo que se daba en el siglo XVIII a diario como señal para cerrar las puertas de la ciudad. Esto se debía a que en aquella época la Habana era una ciudad amurallada y en guerra.

Para poder ir es necesario un taxi o autobús ya que hay que pasar por el túnel subterráneo que cruza hasta la fortaleza por donde solo pueden circular vehículos.

Dónde alojarse en la habana

En la Habana hay los más diversos tipos de alojamientos y en todo el rango de precios y calidades. Como ya os contamos en la Guía completa para organizar tu viaje a Cuba nosotros solo nos alojamos en casas particulares.

La mayoría de turistas quieren hospedarse en la Habana vieja. Sin embargo los alojamientos aquí son mucho más caros y por lo que vimos más viejos en general. Los precios regateando rondaban entre 30 y 40 CUC.

En la Habana centro son más asequibles y nuevos. Los precios no superan los 30 CUC. Nosotros nos hospedamos en dos casas diferentes de esta zona y fue un acierto total, habitaciones con baño propio, aire acondicionado y camas cómodas.

casa particular cuba cartel calla la habana

Cartel de Casa Particular

Sin duda nuestra recomendación es que te hospedes en la Habana centro y si puedes elegir en la Calle Industria.

Dónde comer en la habana

En la Habana podemos encontrar desde restaurantes locales con comida muy básica y precios irrisorios hasta paladares donde pagaremos una gran suma de dinero.

En los restaurantes locales la comida es muy básica y repetitiva. La base es arroz, frijoles y pollo o cerdo en algunas ocasiones. El punto positivo es el bajísimo precio que se paga por ello, ya que puedes pagar en pesos cubanos. Además de los restaurantes en sí hay puestos por la calle donde sirven café, helados, bollos, etc. donde va la gente local y cuyos precios también son muy bajos. En estos sitios se puede pagar con la moneda nacional CUP.

Un paladar es un restaurante particular. El concepto es algo así como una casa familiar donde te da de comer la familia que vive ahí. Sin embargo, muchos de ellos especialmente en la Habana, con el paso de los años se han acabado convirtiendo en restaurantes de renombre.

Nosotros alternamos paladares y restaurantes más “turísticos” y occidentales con restaurantes locales.

Doña Eutimia

Doña Eutimia se encuentra en el Callejón del Chorro, al lado de la catedral. Vinimos por recomendación y la verdad que la calidad de la comida estaba muy bien. En este paladar disfrutamos de un verdadero arroz a la cubana y otras delicias por no más de 25 CUC entre los dos.

El Chanchullero

Sin embargo nuestro sitio favorito es el Chanchullero. Un edificio con tres plantas con aspecto mucho más moderno, gamberro y transgresor que el resto.

El chanchullero bar la Habana Cuba critica revolucion

El chanchullero

El primer cuadro cuando entras ya reza una frase que te invita a quedarte. “Aquí jamás estuvo Hemingway nunca” en clara burla y contraposición a los masificados, caros y turísticos Bodeguita del Medio y Floridita.

Aquí jamás estuvo Hemingway - El Chanchullero la Habana Cuba

Aquí jamás estuvo Hemingway – El Chanchullero

Los precios son muy económicos pero no por ello la calidad es más baja. La comida estaba riquísima y el mojito a nuestro parecer bastante mejor que el de la Bodeguita y por la mitad de precio.

Nuestro menu en el Chanchullero cuba habana

Nuestro menu en el Chanchullero

El público es más joven y aunque esta frecuentado mayormente por turistas también se puede ver gente local. Lo malo es que a veces es difícil encontrar mesa, sobre todo en la terraza del piso superior.

terraza el chanchullero la habana Cuba

Terraza del Chanchullero

El O’Reilly y el del frente

Para tomar cócteles y picar algo nos gustó especialmente O’Reilly, en la calle con el mismo nombre. En él ponen unas patatas con encurtidos de aperitivo para chuparte de los dedos. Si está lleno o queréis algo un poco más barato pero de la misma calidad iros a El del Frente. El sitio se llama así y son de los mismos dueños que el vecino de enfrente, nunca mejor dicho. La carta es prácticamente idéntica.

Jacqueline Fumero Café

Aunque todos los días desayunamos en la casa particular donde nos hospedamos un día decidimos probar algo diferente. Nos decantamos por el Jacqueline Fumero Café, al lado del Museo de la Revolución. Allí nos tomamos un desayuno al más puro estilo parisino, incluyendo el precio.

Transporte en la habana

En la Habana podemos encontrar todos los medios que ya nombramos en la Guía completa para preparar tu viaje a Cuba; Taxis oficiales, taxis compartidos, bicitaxis, cocotaxis, autobuses, etc. Además de los tours turísticos en Cadillac muy típicos en la Habana.

Pero sin lugar a dudas el transporte que nos pareció clave para ver esta ciudad es la bicicleta. Sobre todo para explorar el Vedado ya que el barrio está bastante lejos del centro para hacerlo a pie.

Lo común es visitar este barrio en taxi o en el típico autobús turístico que va parando en los sitios de interés. Sin embargo, nosotros, queriendo hacer algo diferente decidimos alquilar unas bicicletas para recorrer esta parte de la ciudad a nuestro ritmo. Esto, que puede parecer muy sencillo en cualquier ciudad del mundo, en la Habana no es nada fácil. Apenas hay bicicletas y recambios, y las que hay son extremadamente viejas.

havana bike

Sin embargo al lado de nuestra casa particular vivía un chico que alquilaba bicicletas por 15CUC al día. Cual fue con nuestra sorpresa cuando después de entrar en la típica casa cubana nos encontramos con unas bicicletas nuevas y completamente equipadas. El chico resultó ser Yuri, un cubano de nuestra edad que había tenido la gran oportunidad de estudiar en Alemania y se había traído varias bicicletas de allí. No solo conocimos a Yuri, sino también a su familia. Su madre era una mujer encantadora profesora de salsa. Su padrastro, con el que mantuvimos largas y riquísimas conversaciones sobre una infinidad de temas, acabó siendo un gran amigo con el que seguimos en contacto a menudo.

Nuestro amigo Yuri poniendo a punto las bicicletas havana bike la habana cuba

Nuestro amigo Yuri poniendo a punto las bicicletas

Para quien quiera vivir esta experiencia tan rica y diferente como es recorrer la Habana en bicicleta no dudéis en contactar con Yuri mediante su página de Facebook. También podéis escribirle un correo a yuria.padilla@nauta.cu o yuripadilla017@gmail.com.

Las bicicletas las tiene en su casa cuya dirección es Consulado Nº61, aprt 2, entre Genios y Refugio. Habana Centro.

Aquí os dejamos un vídeo de nuestra experiencia pedaleando la Habana.

Consejos generales para disfrutar de la habana

La Habana es una ciudad vibrante y muy grande. El tiempo que queráis dedicarle ya depende de muchos factores y gustos personales. Consideramos que 3 días es lo mínimo para poder conocer la ciudad y adaptarte a su ritmo. Desde tus primeras horas en la Habana a tu último día hay un mundo sobre como analizas y ves la ciudad. Esto suele pasar en todos los destinos pero en la Habana se magnifica enormemente.

Esperamos que los siguientes consejos te ayuden a adaptarte a la Habana cuanto antes.

DóNDE CAMBIAR DINERO EN LA HABANA

Seguramente volaréis al aeropuerto de Jose Martí de la Habana. Una vez allí, no podréis utilizar euros para pagar, por lo que os hará falta tener pesos cubanos convertibles CUC.

Ahora bien, nuestro primer consejo es NO cambiar en el aeropuerto más allá de lo estrictamente necesario; para pagar el taxi hasta la ciudad y un poquito más. Si no queréis empezar con el pie izquierdo en vuestro viaje no caigáis en la misma trampa que el 90% de los turistas. El tipo de cambio es muy desventajoso en el aeropuerto. Ahorrareis mucho si cambiáis la mayor parte de vuestro dinero en la CADECA del centro que se encuentra en la calle Obispo.

Cómo evitar engaños

Cuba es uno de los países más seguros donde hemos viajado nunca. La sensación es de completa confianza aún andando por callejones sin luces a las 4 de la mañana por una zona alejada del centro y desierta; algo que no pasa en cualquier calle de Madrid.

Ahora bien, si las probabilidades de robo con intimidación o violencia son prácticamente inexistentes, hay que tener cuidado con pequeños hurtos por descuidos (cosa aplicable a cualquier lugar del mundo) y con timos donde pueden aprovechar la picaresca para arañar unos pesos; picaresca que aunque se da en todo Cubano en la Habana se agudiza por ser una ciudad mayor y estar más acostumbrados al turismo.

Lo mejor que puedes hacer es conocer en que consisten este tipo de timos para poder cortarlos tan pronto como comienzan, así que os contamos nuestro caso.

  • timados con los mojitos del callejón de hamel

Recién llegados a la Habana y mientras visitábamos el callejón de Hamel un lugareño muy simpático se ofreció a enseñárnoslo. Le dijimos que no hacía falta ya que al viajar de mochileros no teníamos intención de dar propinas. El hombre dijo que sin problema, que no esperaba recibir nada a cambio, que así de samaritanos son los cubanos y que solo quería que los extranjeros supieran de la cultura afrocubana.

Al final de la visita nos preguntó que si queríamos un mojito en el bar del mismo callejón de Hamel y dijimos que si. Sin ni siquiera preguntar si le invitábamos pidió tres mojitos. Cual fue nuestra sorpresa cuando el camarero nos pidió 7 CUC por mojito, algo así como el triple de lo que debería valer. No quisimos causar mayor revuelo así que no dijimos nada.

Sufrimos el muy conocido el timo que se basa en acompañarte o hacerte de guías “gratuitamente” para explicarte algo. Una vez acabado el tour y teniendo tu confianza te llevan a un bar con el que están compinchados donde piden varias bebidas y te cobran precios desorbitados para luego repartirse la ganancia con el camarero del bar.

Aunque esta fue la única vez que picamos no fue la única que lo intentaron. Mi consejo es que solo pidáis bebidas por vosotros mismos y no dejéis que nadie os la pida porque lo más seguro que acabes pagando de más.

CONSEJOS FOTOGRÁFICOS

Sea con una cámara réflex, una cámara compacta, o simplemente la cámara del móvil, la Habana ofrece infinitas posibilidades fotográficas, especialmente en lo que a Street Photography se refiere.

Los edificios neoclásicos y art nouveau desconchados, los cadillacs de los 50, los colores de las calles y las ropas de la gente. Los grupos de niños jugando en la calle… Todo ofrece un marco perfecto para realizar fotografías no solo de gran belleza y contrastes sino que cuenten historias.

Niños saliendo de la escuela colegio habana uniforme cuba

Niños saliendo de la escuela

La Habana te regala fotos con “alma” y no las simples fotografías documentales que se suelen ver en la gran mayoría de reportajes de viajes.

El primer y más importante consejo es que tengáis en cuenta que la Habana es una ciudad con muchísima acción; la velocidad de ésta es exponencial a su belleza. En un abrir y cerrar de ojos una escena cambia totalmente; el Cadillac de color pistacho a juego con la fachada ya ha pasado; los niños se han movido del encuadre perfecto que tenías de esa calle con edificios antiguos.

La rapidez es fundamental para fotografiar coches cadillac la habana el capitolio cuba

La rapidez es fundamental para fotografiar coches

Consejos para cualquier dispositivo:
  • Mantén los ojos muy abiertos y se observador. La acción pasa muy muy rápido y si observas con atención verás sitios e historias que merecen la pena. Ten la cámara y el móvil siempre a mano.
habana vieja cartel fidel blanco y negro fotografia la habana cuba

Ten la cámara y el móvil siempre a mano

 

  • No te quedes solamente con los sitios turísticos o ya conocidos. La capacidad de sorprender de la Habana no tiene límites y hay oportunidades fotográficas en cada esquina.
Pelando yuca en la Habana cuba fotografia blanco y negro

Hay oportunidades fotográficas en cada esquina

  • No tengáis vergüenza a mezclados con la gente. Hablad con ellos y pedidles un retrato. Los cubanos son muy amables y abiertos y se ofrecen sin dudarlo. Como en cualquier otro sitio donde hagáis retratos que no sean “robados”. Intentad interactuar y pedir permiso para realizar los retratos.
foto blanco y negro partida domino la habana cuba

Mezclados con la gente

Si utilizáis una cámara réflex:
  • No os agobiéis con tener que disparar siempre en modo manual. Como hemos comentado la acción es muy rápida por lo que utilizar el modo prioridad a la apertura o automático puede llegar a ser útil.
  • Como objetivos aunque siempre debemos ir preparados para cubrir cualquier rango focal lo más practico son focales medias que abarquen desde 20 hasta 70. Yo soy muy fetiche del 50mm para la fotografía de calle, por lo que utilicé este en la mayoría de ocasiones además del angular para algo de arquitectura.
  • El trípode no es muy necesario en un ambiente tan cambiante. Solamente lo usamos para uno de los atardeceres en el Malecón.
  • Aunque los factores improvisación y visualización son especialmente importantes, no olvidéis planificar localizaciones de sitios que queráis hacer. Flickr, 500px o Instagram pueden ayudar a ello.
Para ver nuestras mejores fotografías de la Habana no dudéis en pasaros por nuestra Galería Fotográfica de “Luces y Sombras de la Habana”

Y con este mapa donde hemos señalado todos las áreas y puntos de interés finalizamos esta guía completa de la Habana. Sin embargo lo más importante es que salgáis a vivir la Habana por vosotros mismos.

Es una ciudad especial, llena de momentos únicos, que merece la pena explorar y sentir. Debido a la fuerte personalidad que tiene no suele admitir términos medios en cuanto a gustos se refiere. La acabarás amando u odiando, pero sin duda es una experiencia que al menos hay que vivir una vez en la vida.

Y Si aún no te has decidido a conocerla es que necesitas visitar urgentemente nuestra Galería Fotográfica de “Luces y Sombras de la Habana”

TEXTO Y FOTOGRAFÍA DE DANI

No te pierdas...

Un comentario en “La Habana – Guía de viaje completa

Deja un comentario