[:es]Grotta d'Eolo y Strombolicchio en Stromboli Sicilia Italia abrazo Dani y Ascen[:en]Grotta d'Eolo and Strombolicchio in Stromboli Sicily Italy Embrace Dani and Ascen[:]

Stromboli – Volcanes y Amazonas

Stromboli, el faro del Mediterráneo, fue la joya de nuestro viaje. Esta pequeña Isla Eolia condicionó el recorrido que hicimos por Sicilia. Cuando supimos que una de las opciones incluía escalar este volcán eruptivo vimos claro que ruta seguir. Sin embargo después de un Skype con un amigo de Dani, Rubén, idealizamos esta aventura y sin saberlo dimos nombre al blog.

Retando a la amazona

Resulta que Rubén había ido a Stromboli dos veces para trabajar como arqueólogo. Nos contó que para subir al cráter había que contratar alguna de las compañías que organizan estas excursiones; al menos si queríamos subir legalmente y evitar una posible multa de 500€.

Hay quien dice que el sistema de multas empezó después de que unos excursionistas murieran por inhalar gases tóxicos. Otros nos contaron que simplemente era una medida recaudatoria y que desde que prohibieron la ruta por libre las agencias que organizan estas excursiones se hicieron de oro.

De cualquier modo él durmió allí al menos la segunda vez que visitó la isla. Al atardecer comenzó su ascensión y encontró un sitio resguardado donde dormir sin ser visto por los guardas y vivió para contarlo. Para contárselo a Dani, que me lo contó a mí e hizo que ya no quisiera otra cosa que poder llenar mi mochila con esa experiencia. Dormir viendo la lava caer del volcán.

Al principio Dani no quería. Digamos que nos daba algo de respeto a los dos. BASTANTE. Pero después de escuchar la aventura de Rubén no podía aceptar ningún plan alternativo. Por ello le pedí a Dani que volviera a hacer Skype con Rubén, esta vez conmigo presente, para ver si me seguía convenciendo la idea de subir al Stromboli ilegalmente y dormir en la cumbre o si definitivamente contratábamos la excursión y hacíamos la misma turistada que todo el mundo. Durante esa conversación Rubén le dijo que era un plan más para hacerlo con colegas que con la chica, a no ser que la chica fuera una Amazona. Veremos más adelante si me gané el apodo 🙂

Preparativos

Decididos (Dani más bien obligado) cancelamos el Airbnb que teníamos para Stromboli, que además era el más caro de todo el viaje como os señalamos en el presupuesto.

Aparte trazamos la ruta que había para subir a la cumbre sin ser vistos. En el mapa de abajo podéis ver en azul el sendero de las excursiones guiadas. Se sigue en sentido contrario a las agujas del reloj, ya que se baja de manera más fácil por una pendiente de ceniza volcánica por la que es imposible subir. La ruta verde que aparece sería el sendero de la Sciara del Fuoco, ruta que lleva al mirador de la Sciara del Fuoco y a partir del cual solo pueden seguir subiendo geólogos que cuentan con permisos especiales o los guardas encargados de multar.

Amanecer en Milazzo

Volvamos al viaje. Cómo ya os contamos en el post anterior, tras nuestra visita a Cefalú condujimos hasta Milazzo donde hicimos noche. Desde su puerto salen todos los días varios ferris a las Islas Eolias: Lípari, Vulcano, Salina, Estrómboli, Filicudi, Alicudi y Panarea.

Nuestro tiempo en Sicilia era muy limitado así que solo habíamos reservado un día para conocer Stromboli. Por ello nuestra idea era coger el primer ferry y volver al día siguiente tan pronto como se pudiese.

Viajamos con la empresa Usticaline con un precio ida y vuelta de 45€ por persona. El ferry tarda aproximadamente en llegar a Stromboli hora y media y en el camino va haciendo paradas en otras de las Islas.

Andando por el paseo marítimo de camino al puerto empezó a amanecer.

Barcas en la arena de Milazzo al amanecer Sicilia Italia

Barcas en la arena de Milazzo al amanecer

Este fue el primero de muchísimos amaneceres que compartiríamos Dani y yo.

Nuestro primer amanecer juntos amazona sicilia Milazzo Italia

Nuestro primer amanecer juntos

Fue totalmente inesperado. De hecho tuvimos muchísima suerte de poder vivirlo ya que con las prisas y los nervios acabamos presentándonos en el puerto hora y media antes de que zarpara nuestro ferry. Dani casi me mata (era yo la que lo había organizado), pero después de este amanecer se disipó todo cansancio.

Amanecer Milazzo Amazona Barcos Sicilia Italia

Amanecer en Milazzo

Desde entonces cuando viajamos hemos tomado por costumbre vivir más pendientes de la luna y del sol que del reloj del móvil. ¡Que bien se despierta uno si es para ver la maravilla del amanecer!

Barcos en el amanecer de Milazzo Italia Sicilia

Barcos al amanecer en Milazzo

LLEGANDO A STROMBOLI

La isla de Stromboli tiene dos pueblos, Stromboli y Ginostra. Estos pueblos solo se comunican por agua. Ginostra es mucho más pequeño y la ruta para subir al volcán es más difícil desde allí por lo que nosotros fuimos a Stromboli.

Al llegar al puerto de Stromboli ya podíamos ver el precioso volcán que pretendíamos culminar.

Recién llegados al puerto de Stromboli Volcán al fondo Italia Sicilia

Recién llegados al puerto de Stromboli

Fuimos paseando pegados a la orilla disfrutando de las vistas de las playas volcánicas. Nuestro plan para ese día era disfrutar de la mañana en alguna playa recóndita. Después ir a buscar provisiones para el ascenso al volcán y comenzar con la ardua faena de coronar el Stromboli.

Barcas en la arena en Stromboli Sicilia Italia con strombolicchio de fondo

Barcas en la arena en Stromboli

A veces nos alejábamos un poco de la costa perdiéndonos por callejuelas blancas encaladas. Escenas que conoceréis si habéis visto la mítica película de Stromboli.

Calles características de Stromboli pelicula Sicilia Italia

Calles características de Stromboli

Incluso en Julio la isla es un lugar calmado donde no hay prisas de ningún tipo. Stromboli va a otro ritmo y los turistas que la visitan no consiguen acabar con la paz inherente que posee.

Calles de Stromboli Italia Sicilia

Calles de Stromboli

Al ver el tamaño de sus calles entiendes porqué en Stromboli no hay coches. Los únicos vehículos capaces de sortear las estrechas callejas son las motocicletas y los clásicos Piaggio Ape, como el que veis en la siguiente imagen.

El vehículo principal de la isla: el piaggio ape Stromboli Sicilia Italia

El vehículo principal de la isla: el piaggio ape

Playas volcánicas

No sé si los sicilianos son siempre tan simpáticos o si es que les encanta encontrarse con españoles que hablen perfecto italiano (al menos para mis oídos); pero cada vez que Dani preguntaba a alguien cualquier cosa nos respondían con una amabilidad inigualable.

Buscando una tienda dónde comprar agua conocimos a una pareja de sicilianos. Ellos no solo nos recomendaron la tienda más barata de Stromboli; sino que además nos ofrecieron dormir en su casa si finalmente decidíamos no subir al volcán. Y lo mejor, nos llevaron a una playa para pasar la mañana que cambió por completo nuestra aventura en Stromboli. La Grotta di Eolo.

Acceso a la playa de la grotta d'Eolo Stromboli Italia Sicilia

Acceso a la playa de la Grotta di Eolo

Esta gruta hecha en lava es el mejor refugio que puede tener una playa volcánica. El contraste de la fina arena negra con el azul del cielo y del mar era mágico. El acceso a esta gruta está bastante escondido por lo que os recomiendo que miréis su ubicación en el mapa.

Grotta d'Eolo y Strombolicchio en Stromboli Sicilia Italia abrazo Dani y Ascen

Grotta di Eolo

Desde aquí también se ve el Strombolicchio, un islote a solo 2km de distancia de Stromboli y cuyo nombre significa Pequeña Stromboli en Siciliano. Este pequeño islote en realidad no es otra cosa que lo que queda del volcán original que se desplomó en el mar.

Grotta d'Eolo y Strombolicchio en Stromboli Sicilia Italia

Grotta di Eolo y Strombolicchio

maremotos

Otra cosa que nos resultó curiosa que encontramos de camino a esta playa fue el cartel de acción en caso de maremoto. En Stromboli los terremotos son bastante comunes y si son de gran escala puede que se generen olas altísimas y maremotos.

Cartel explicativo del plan de acción en caso de maremoto Stromboli Sicilia Italia

Cartel explicativo del plan de acción en caso de maremoto

En 2002 hubo un Tsunami en la isla que causó bastantes daños, por lo que desde entonces es fácil encontrar este tipo de carteles.

Cartel Vía de Escape en caso de terremoto Stromboli Sicilia Italia

Cartel Vía de Escape en caso de terremoto

Cogiendo energía

Tras nuestra mañana de sol y arena recogimos para ir a la tienda que nos habían recomendado, la Bottega del Marano. No esperéis un supermercado. Es más bien una tienda de ultramarinos donde venden encurtidos, agua y lo mejor, preparan bocadillos. Así que yo me compré un bocadillo de tomates secos y queso y Dani de Salchichón y los guardamos con la idea de tomarlos arriba en el volcán. Además compramos otras cosas típicas de la zona, como una crema de pistacho para untar. La compra fue descomunalmente cara ( y eso que los sicilianos nos recomendaron la tienda más barata de Stromboli). Cada bocadillo nos costó unos 10€; aunque es cierto que más tarde descubriríamos que estaban riquísimos.

Cerca de la tienda está la Parrocchia di San Vincenzo Ferrari. Os recomiendo que la visitéis, sobre todo por las vistas desde el mirador de su plaza.

Vistas desde el mirador de la Parrocchia S. Vincenzo Ferreri Stromboli Sicilia Italia

Vistas desde el mirador de la Parrocchia S. Vincenzo Ferreri

Dani y yo en el mirador de la Parrocchia S. Vincenzo Ferreri con el Strombolicchio de fondo Stromboli Sicilia Italia

Dani y yo en el mirador de la Parrocchia S. Vincenzo Ferreri con el Strombolicchio de fondo

Desde aquí podéis ver bien el Strombolicchio y su faro.

Strombolicchio Stromboli Sicilia Italia

Strombolicchio

Justo antes de emprender nuestra aventura comimos en La terraze di Eolo. Más pasta italiana y vino bianco para empezar con buen pie lo que tanto tiempo habíamos estado esperando.

Vistas desde Le Terrazze di Eolo Stromboli Sicilia Italia

Vistas desde Le Terrazze di Eolo

Subiendo al mirador di la sciara del fuoco

El mirador di la Sciara del Fuoro está a unas dos horas del centro de Stromboli. Os recomiendo que os lo toméis con calma ya que el sol de Julio puede ser matador. Y por supuesto llevad mucha agua. En el camino no encontrareis muchos sitios donde parar a comprar.

Al principio es sencillo. Simplemente hay que caminar siguiendo el Noroeste, bien por la Via Vittorio Emanuele o la Via Regina Elena, si queréis ir viendo la costa. Después seguiréis la Via Piscità .

Cuando lleguéis al osservatorio el camino puede hacerse más abrupto por la maleza, que prácticamente te cubre. Además el sendero se empina haciéndolo más difícil y pesado.

Vegetación en el camino de ascenso a la cumbre del Stromboli sicilia Italia

Vegetación en el camino de ascenso a la cumbre del Stromboli

El osservatorio era un centro de estudio y vigilancia de la actividad del volcán, aunque en la actualidad solo se usa como restaurante.

Osservatorio y Strombolicchio visto desde el camino de la Sciara del Fuoco Stromboli Sicilia Italia

Osservatorio y Strombolicchio visto desde la Sciara del Fuoco

Tras un trekking bastante duro, ya no tanto por el desnivel sino por el agotador zigzag, llegamos al mirador justo para ver el atardecer. Este mirador se encuentra a unos 290m sobre el nivel del mar. Tiene dos niveles. Desde el segundo se ve mejor la Sciara del Fuoco, el camino por el que baja la lava al mar.

Atardecer en la sciara del fuoco Stromboli Sicilia Italia

Atardecer en la sciara del fuoco Stromboli

Conseguimos ver humo saliendo del volcán y algunas piedras rodando ladera abajo. Pero nada de las explosiones de las que Rubén nos había hablado. Como cualquier fenómeno natural es imposible de controlar y resulta que durante nuestro viaje a Stromboli el volcán estaba en una de las épocas de menor actividad.

Vistas desde el mirador de la Sciara del Fuoco volcán Stromboli Sicilia Italia

Vistas desde el mirador de la Sciara del Fuoco

El paso de la ruta está cortado por un cartel que avisa de las multas. Desde ahí no se puede seguir, al menos legalmente.

La persecución

Dani se ofreció a inspeccionar el terreno más allá de la señal de prohibido el paso. Tras media hora regresó al mirador, donde yo le estaba esperando. Su cara lo decía todo. Seguir más allá de donde estaba permitido era peligroso. El camino seguía pegado al precipicio, donde con cualquier paso en falso las posibilidades de caer directamente a la Sciara del Fuoco eran muy altas.

Bueno, eso me dijo…

Pero no había llegado hasta allí para que Dani me contara qué había al otro lado, así que le convencí para que me acompañara a verlo con mis propios ojos. Y la verdad, que no había camino totalmente definido, pero para caer al precipicio tenías que ser bastante torpe.

Cuando oscureció encendimos las linternas y seguimos ascendiendo. Cada vez más lento, sin saber muy bien si seguíamos un camino o si el camino se había difuminado por completo, en un suelo que era cada vez más campo de ceniza.

De repente linternas de otra parte parecieron apuntarnos y entonces se desató la paranoia. Dani mi hizo correr volcán arriba, esconderme tras una piedra y otras estrategias de fuga dignas de un prófugo experimentado. Por un momento me contagió ese sentimiento de estar en medio de una persecución, pero no tardé mucho en ver que era difícil que alguien nos estuviera siguiendo. Dani se empeñó en que los guardas nos habían visto y nos iban a multar en cualquier momento, pero la verdad es que en nunca llegamos a verlos.

Una de las teorías de Dani era que nos estaban apuntando con una linterna desde el osservatorio porque estaban ayudando a los guardas a localizarnos; cuando los dos sabíamos que el osservatorio solo funcionaba como restaurante.

Estuvimos muy cerca de la cumbre, a unos 900 metros de altitud. Escuchábamos perfectamente las voces de los que hicieron la excursión guiada al volcán. Veíamos las luces de sus linternas a escasos metros. Pero Dani no estaba de humor ni para sacar la cámara, así que decidimos bajar de nuevo al mirador.

Para rematar la anécdota me hizo apagar la linterna porque pensaba que estábamos cerca de unos guardas que habían apagado sus linternas para atraparnos por sorpresa.

Cuando pasamos por donde él creía haber visto a los guardas vi claramente 4 ojos que nos miraban en silencio en la oscuridad. Con el corazón encogido encendí la linterna y apunté.

Dos cabras balaron y huyeron asustadas por nuestras carcajadas

Como comprenderéis después de esa experiencia no sé si me gané el apodo de amazona o no, lo que si que tengo claro que Dani se ganó que me metiera con él un rato.

Noche estrellada a los pies del stromboli

Alrededor de dos horas más tarde de haber emprendido nuestra escalada furtiva volvíamos a estar en el punto de partida; el mirador de la Sciara del Fuoco.

Mentiría si dijera que en la oscuridad de la noche se veía claramente la erupción del Stromboli. A veces unas chispas de fuego parecían dispararse hacia el infinito. Otras veces un rugido mudo que rompía el silencio de la noche.

Era la primera vez que Dani hacía fotografías nocturnas y aunque la imagen no es perfecta gracias a ella tenemos un recuerdo de que lo que vivimos esa noche. No estábamos solos. Un millón de estrellas y el calor del volcán nos acompañaban. Abrí mi saco de dormir y nos tumbamos a observar en infinito.

Foto del fuego del volcán Stromboli Sicilia Italia

Foto del fuego del volcán Stromboli

Vivac en la grotta di Eolo

Sin embargo la paz no duró toda la noche. El cielo se cubrió de nubes amenazando con lluvia. Recogimos los sacos y decidimos seguir descendiendo el volcán para buscar un lugar donde dormir cobijados. Y dónde mejor que en la Grotta di Eolo.

El camino de descenso se nos hizo 10 veces más cansado que el de ascenso. Los zigzags que no se terminaban nos costaron más que la cuesta más empinada de todo el trekking. Cuando por fin llegamos a la Grotta, como a las 2 de la madrugada, no nos lo podíamos creer.

Volvimos a desplegar los sacos en el interior de la cueva. Esa noche fue la primera vez que hicimos Vivac. La temperatura era perfecta. Además no había mosquitos y pudimos dormir del tirón lo que quedaba de noche.

Interior de la Grotta di Eolo Stromboli Sicilia Italia

Interior de la Grotta di Eolo

A la mañana siguiente nos levantamos temprano, con las primeras luces que se colaron en nuestra cueva y nos dirigimos al puerto donde cogimos el Ferry de regreso.

Entrada a la cueva donde pasamos la noche la grotta d'Eolo Sicilia Stromboli Italia

Entrada a la cueva donde pasamos la noche

Tenemos a esta vivencia un cariño especial. Nuestro primer volcán. Nuestro primera gran aventura. Tener que apoyarnos el uno en el otro para conseguir metas comunes.

¿Se os ocurre mejor manera de conocer realmente a alguien qué viajando juntos?

REDACTADO POR ASCEN

No te pierdas...

2 comentarios en “Stromboli – Volcanes y Amazonas

  1. Marta Diarra - Viaje por Conocer Blog dijo:

    Wow, ¡increíble aventura! 😀 Desde luego te ganaste el mote de Amazona con creces. Yo creo que soy de las tuyas: si se me mete algo entre ceja y ceja no hay cartel de “peligro” o “ilegal” que me pare, aunque también tengo un poco de esa “paranoia” que tiene Dani, de pensar que seguro nos estarían siguiendo. Es decir, hago las cosas con miedo, sí, pero las hago xd
    Espero tener algún día la oportunidad de conocer Stromboli, con este post me han dado muuuuchas ganas 😉

    • atlasdeunaamazona dijo:

      Gracias Marta 🙂 pues si que suena a que eres de las mías jajaja ¿”ilegal”? ¿eso que es? xD pues ya sabes, algún día a visitar Stromboli.

      Un abrazo viajera.

Deja un comentario